Las deportaciones de mexicanos desde Estados Unidos disminuyeron 30 por ciento en el primer semestre del año, afirmó ayer un estudio elaborado por el grupo financiero BBVA Bancomer y el Consejo Nacional de Población (Conapo).

En conferencia de prensa para presentar el Anuario de Emigración y Remesas México 2017, el economista en jefe de BBVA, Carlos Serramo, estimó incluso que, pese a la retórica del presidente Donald Trump hacia México, al cierre del año se incremente cinco por ciento el envío de remesas respecto a 2016.

Serrano descartó que la administración estadounidense aplique un impuesto a las remesas de mexicanos a fin de financiar el muro que pretende construir entre ambas naciones.

Dijo que en los primeros seis meses del año Estados Unidos deportó 70 mil mexicanos, frente a los 100 mil deportados en igual lapso del año anterior.

Explicó que en ello también incide que los migrantes están teniendo más cuidado para evitar las detenciones.