En Montenegro algunas semanas atrás se desencadenaron varios incendios en un bosque. En especialmente zonas peligrosas, incluso en los lugares turísticos marítimos más populares entre los rusos, y la evacuación de la población a comenzado.

Las autoridades del país no vencen con sus propias fuerzas al fuego, y la ayuda de los socios (recordemos, Montenegro recientemente se ha convertido en miembro de la OTAN) llega con cuentagotas.

Gran experiencia en la resistencia a los cataclismos naturales en los Balcanes es lo que tiene el Ministerio de Emergencias de Rusia, y al sur de Serbia trabaja el centro humanitario ruso-serbio. Sin embargo él no puede ayudar a Montenegro «por la politización de esta cuestión y los obstáculos administrativos», ha explicado hoy el dirigente de este centro Viacheslav Vlasenko.

«Hay cierto acontecimientos políticos que influyen de manera negativa en solucionar esto. Por ejemplo, el año pasado los incendios fueron en Bosnia y Croacia, el Ministerio de Emergencias proponía la ayuda pero aquellos países se han negado habiendo respondido que vencerán. Y es ahora durante los incendios en Bosnia cuando ellos quieren usar los helicópteros militares y los helicópteros de la ONU, y por ahora esa ayuda no ha llegado», — ha dicho Vlasenko en el comentario al «Satélite» serbio.

Montenegro ha pedido ayuda a la CE. Antes en la OTAN han confirmado que Podgoritsa se dirigió a la Alianza.

Mientras tanto, el incendio se acerca a las grandes ciudades. Hoy la evacuación tuvo lugar en la ciudad de Tivat, también en Sutomore, lugar conocido por su balneario.