Uruguay se paraliza hoy con una huelga general de 24 horas convocada por la Central Única de Trabajadores (PIT-CNT) en reclamo de reivindicaciones asociadas al trabajo, educación, presupuesto e inversión pública, entre otras.

Tal y como fue aprobado por la Mesa Representativa Nacional Ampliada de la central obrera, y que tuvo como precedente el paro parcial de hace un mes, el pequeño país sudamericano se detendrá en su casi totalidad, pues solo funcionarán de forma limitada algunos sectores.

El impacto de la medida de fuerza comenzó a sentirse de la tarde noche de ayer con la disminución visible en la calle del transporte metropolitano de las diferentes empresas, constató Prensa Latina.

Para este jueves, ese servicio funcionará a manera de emergencia y cubrirá apenas entre el 50 y 70 por ciento de sus viajes diarios, según la empresa, y se adhirieron además a la medida los taxis y el transporte interdepartamental.

También se verán afectados los servicios de salud, al funcionar solo las emergencias, operaciones no programadas y oncológicas, la educación, bancos, intendencias, empresas estatales y juzgados.

En declaraciones al portal web del PIT-CNT, Fernando Pereira, presidente de la central sindical, explicó el enorme esfuerzo realizado para que la huelga tenga una ‘convocatoria importante’.

Comentó que para llegar a este día se realizaron asambleas, distribuyeron volantes, colocaron afiches y visitaron a la gente en los barrios para explicar las razones del paro.

Pereira señaló que la medida de fuerza tiene la intención de ‘construir condiciones’ para lograr la aprobación de leyes impulsadas por el movimiento obrero como la del empleo para personas con discapacidad, de nocturnidad y de insolvencia patronal, entre otras.

Tiene también, apuntó, una parte presupuestal ante la falta de negociación en el sector público.

En ese sentido, indicó que el gobierno entregó con 10 días de anticipación a la fecha constitucional la rendición de cuentas (presupuesto) al Parlamento, lo que a su juicio fue una ‘especie de portazo a la negociación colectiva’.

Subrayó que esta no es buena para la negociación que debe existir entre el gobierno y sus trabajadores.

El dirigente sindical manifestó que uno de los temas centrales de la huelga es el de un mayor presupuesto educativo, al cual se reclama destinar el seis por ciento del Producto Interno Bruto.

Recordó que la lucha siempre ha sido una herramienta fundamental del movimiento obrero para lograr sus resultados y empujar, y afirmó que resulta incomparable el actual modelo de gobierno con el neoliberal, pero que el proceso que de alguna manera se estanca tiende a retroceder.

Etiquetas: ; ; ;