Kremlin: Trump y Putin no tuvieron una reunión secreta en el G20

Fecha de publicación: 21 07 2017, 11:09


El portavoz del Kremlin aseguró que en el encuentro no fue secreto y que ambos presidentes habían charlado de manera informal durante la cena sobre el tema de las adopciones. 

El Kremlin dijo que el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, no mantuvieron «una reunión secreta» en la cumbre del G20 de este mes, aunque confirmó que charlaron de manera informal durante la cena.

El Kremlin respondía a preguntas sobre una conversación previamente no revelada entre Trump y Putin que causó alarma entre algunos políticos estadounidenses descontentos con cómo gestiona Trump las relaciones entre Estados Unidos y Rusia.

Las interacciones de Trump con el líder ruso en la cumbre en Alemania fueron examinadas minuciosamente por las acusaciones de que Moscú trató de inmiscuirse en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 para ayudar a Trump a llegar a la Casa Blanca, algo que Rusia niega.

Preguntado sobre la naturaleza de la charla de la cena del G20, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo en una conferencia telefónica con periodistas: «No hubo una segunda reunión secreta». 

Ambos habían charlado de manera informal durante la cena, dijo Peskov, y habían hablado sobre el tema de las adopciones.

Putin aprobó en 2012 una ley que prohibía a los estadounidenses adoptar a niños rusos en represalia por una nueva ley de derechos humanos de Estados Unidos que, según dijo, estaba envenenando a las relaciones.

Peskov dijo que actualmente no hay planes para una nueva reunión entre Trump y Putin, pero existe la posibilidad de que ese encuentro se produzca «en algún momento».

Agencias de noticias rusas habían citado previamente a Peskov diciendo que era «absolutamente absurdo» describir la conversación informal durante la cena entre Putin y Trump como algo secreto o no revelado.

«El uso de un término como ‘reunión clandestina’ o ‘secreta’ causa sorpresa», dijo Peskov a la televisión estatal, según las agencias.

«Tuvieron una reunión bilateral que se había acordado oficialmente a través de los canales diplomáticos, luego intercambiaron repetidamente puntos de vista y observaciones al margen. No hubo reuniones clandestinas o secretas y afirmar que la hubo es absolutamente absurdo», habría dicho Peskov.

Trump, en una entrevista con el New York Timesdijo que su conversación con Putin había durado unos 15 minutos y que consistió sobre todo en «bromas».

Ian Bremmer, presidente de la consultora de riesgos políticos Eurasia Group, ha dicho que la reunión duró aproximadamente una hora.

Comentario: La supuesta reunión causó alarma entre la clase política estadounidense y los medios masivos de ese país porque actualmente sufren de un caso de histeria colectiva. ¡Cielo Santo! ¡Los presidentes de Rusia y EE.UU. se reunieron y hablaron! ¡Quizá en privado o, peor aún, en «secreto»! ¡Escóndanse bajo la cama! Pero un momento, ¿no es parte de su trabajo como presidentes reunirse y hablar, especialmente en el contexto de la reunión del G20, que se organiza justamente para eso?

Estas ridículas reacciones sólo vienen a confirmar que nadie tiene ninguna evidencia de la supuesta intervención rusa en las elecciones de EE.UU. en favor de Trump. Y como no existe evidencia alguna, tratan de explotar cualquier tontería. En palabras de empleados de la CNN, es una «hamburguesa de nada».

Etiquetas: ; ; ; ;