Los religiosos musulmanes y cristianos organizaron una manifestación conjunta en la ciudad de Ramala, en Cisjordania, bajo ocupación israelí, en protesta por las violaciones de Israel contra la mezquita Al-Aqsa, reseñaron agencias.

Los manifestantes llevaron en sus manos pancartas, demandando a Israel a cesar sus violaciones en la mezquita Al-Aqsa. Además se pidió que los musulmanes rezaran libremente. “Las violaciones de Israel contra la mezquita Al-Aqsa son el inicio de varias distintas violaciones. Estas violaciones de hoy contra los valores sagrados de los musulmanes se extenderán mañana a los valores sagrados de los cristianos”, comentó el clérigo cristiano Rahib Ilyas Awad, citado por la agencia de noticias Anadolu.

“Las autoridades israelíes intentan poner en marcha un plan sobre la mezquita Al-Aqsa y dividirla temporal y espacialmente. Con estas medidas planea reconstruir el Templo de Salomón”, destacó Sheikh Yusuf Idis, el ministro de Lugares Santos y Asuntos Religiosos de la Autoridad Palestina.

Mientras tanto, cientos de miles de palestinos acudirán hoy a la mezquita Al-Aqsa de Jerusalén para el rezo del mediodía de hoy 21 de julio. La policía israelí desplegará en la ciudad santa millares de efectivos que contarán con el apoyo del cuerpo paramilitar de la policía de fronteras y del Ejército para cubrir la movilización.