La lista de víctimas de las actividades terroristas de los servicios especiales de Ucrania se completa prácticamente cada día con nuevos nombres de ciudadanos de la RPL.

En las cámaras de tortura del ejército ucraniano en la ciudad de Severodonetsk bajo la amenaza de represión Popov fue obligado a firmar un contracto de cooperación voluntaria. Después del reclutamiento él ha recibido la instrucción de volver a su poblado natal para recoger información de carácter militar. De regreso a la República Popular de Lugansk Nikolay Popov se ha dirigido directamente al Ministerio de Seguridad del Estado (MGB).

La segunda persona raptada, Yury Brovenko, hasta ahora se encuentra en el territorio subordinado a los dirigentes de un batallón de castigo ucraniano. Según la información que tenemos, Brovenko está condenado por el tribunal de Donetsk norte según «las pruebas» del Servicio de seguridad de Ucrania, entre las que se encuentra una espectacular fotografía. Para tomar esa fotografía obligaron a Brovenko a tomar un kalashnikov en calidad de prueba de su participación en «las formaciones ilegales armadas».