Serbia ha mostrado interés por adquirir sistemas de defensa antiaérea S-300, informó el director de la agencia rusa para la cooperación militar (FSVTS, por sus siglas en ruso), Dmitri Shugáev, durante el Salón Internacional Aeroespacial MAKS 2017, que se celebra a las afueras de Moscú del 18 al 23 de julio. 

«A día de hoy estamos negociando este tema», afirmó.

Sputnik consultó con un experto para saber más sobre las motivaciones de Serbia a la hora de adquirir estos sistemas rusos de defensa antiaérea.

El interés de Serbia en los S-300 se debe a la preocupación del país balcánico por defenderse de una posible agresión por parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), aseguró Konstantín Sivkov, doctor en Ciencias Militares y miembro de la Academia Rusa de Ciencias de Misiles y Artillería, en una entrevista con Sputnik.

«El sistema S-300 es particularmente interesante para Serbia y otros países que pueden convertirse potencialmente en víctimas de una agresión. Serbia es un país que ya ha sido sufrido una agresión militar de la OTAN».

Sivkov agregó que esta acción por parte de la Alianza Atlántica fue «una grave violación del derecho internacional», razón por la cual, según el experto, «el derecho internacional no es una garantía de seguridad» para la nación balcánica.

Comentario: Ni para ninguna nación que tenga un valor geopolítico para los intereses de Washington. Ya hemos visto cómo reaccionó la maquinaria de guerra de Washington en Libia y cómo hoy encontramos a Siria sumida en un caos extremadamente difícil de sostener. Serbia hace bien al intentar protegerse con sistemas militares incompatibles con los de la OTAN.

«En estas circunstancias, Serbia está preocupada por encontrar una manera de mantener bien equipadas a sus defensas antiaéreas», concluyó Sivkov.

Etiquetas: ; ; ;