Organizaciones sociales de Argentina realizaron ollas populares y trancas de calles para reclamar una ley de emergencia alimentaria y denunciar la dura realidad que se vive en los barrios más humildes, donde aseguran que aumentó el hambre y la pobreza.

“La situación es muy compleja. Ha quedado mucha gente sin trabajo y ha aumentado el hambre”, dijo a la AFP Julia Rosales, de la Corriente Clasista Combativa (CCC) tras ayudar a preparar la comida para decenas de niños y mujeres en una enorme olla cerca del Obelisco, en pleno centro de Buenos Aires.

La protesta que se lleva a cabo en todo el país es parte de un plan de lucha escalonado, que continuará la semana próxima y concluirá el 7 de agosto con una gran marcha desde la iglesia de San Cayetano, patrono del trabajo, que recorrerá la ciudad desde el barrio de Liniers, en el límite oeste de la capital, hasta la Plaza de Mayo.

“Queremos que se declare la emergencia alimentaria. No queremos planes (subsidios), queremos trabajo. (El presidente Mauricio) Macri no ha cumplido con la ‘pobreza cero”, insistió Rosales.

Durante la campaña electoral que lo llevó al gobierno en diciembre de 2015, Macri (centro-derecha) había prometido lograr la “pobreza cero” en Argentina, aunque con el correr del tiempo corrigió el planteo y dijo que era una meta a largo plazo.

Fuente