El juez Penalva ha interrogado este jueves al exdelegado de Gobierno en Baleares, José María Rodríguez y al diputado autonómico Álvaro Gijón. Presuntamente comprados con servicios sexuales pagados por Tolo Cursach, magnate del ocio nocturno de Mallorca, a cambio de ofrecer protección a sus negocios. 

Según la información de OKDiario, en una de las páginas de la libreta donde la testigo protegida número 31 anotaba los servicios sexuales prestados, se muestran los siguientes actos: orgías de 24 horas para políticos del PP y mandos policiales, prácticas sadomasoquistas, consumo de drogas y la presencia de prostitutas de lujo y chaperos. También se refleja el lugar, un piso en la calle Lluís Martí de Palma. La testigo ha declarado al juez que con frecuencia las chicas abandonaban el piso sangrando y llenas de magulladuras.

Más encuentros sexuales 

El ex secretario general del PP en Baleares y exconseller de Interior en el Govern balear presidido por Jaume Matas es el primero en aparecer en la página de la vergüenza.«Ayunta (Sr. Rodríguez) Morboso. Preparar 3 chicas y tartas. ¡Ojo! No viene solo. Es su cumple». El precio del servicio fue de 14.000 euros. 

A continuación, aparecen el nombre de cinco prostitutas: Gabriel, Nica, Virginia, Mara. Según ha declarado ante el juez la testigo protegida, Rodríguez también solicitaba la presencia de chaperos. Más abajo se hace constar a cargo de quién corre la cuenta. «Pasar a cobrar a Tolo. Llamar». De esta manera las chicas sabían que los gastos corrían a cargo del empresario Tolo Cursach, magnate de la noche mallorquina y presunto capo de la mafia policial de la isla.

Otra de las anotaciones que aparecen en la nota corresponde a una orgía que duró 24 horas y costó 36.000 euros. El encuentro contó con la presencia de tres prostitutas. Al final de esta nota también se hacía constancia de quién pagaba. «Cobrar Tolo-Mega».

Polícia y políticos 

En otros casos, las prostitutas prestaban sus servicios a los políticos junto con altos mandos de la Policía Local de Palma en la discoteca Tito´s, propiedad de Tolo Cursach. «Fiesta Titos sábado noche», se puede leer en otra página del cuaderno, «Anotar todo, lo paga Tolo». En esta ocasión, el servicio ascendió a 9.500 euros. «Dejárselas al poli de la puerta, el canijo», anotó la regente de las chicas.

En una de las anotaciones, se muestra las oscuras pasiones que reclamaba el exsenador Rodríguez a cambio de sus favores políticos. «Titos C.M Sr. Rodríguez de 17 a 21, 2 y 2». Esto significa que en la orgía participaron dos prostitutas y dos chaperos.

Los implicados niegan los hechos 

Alvaro Gijón, conocido como «el principito», ha negado todos los hechos en declaraciones al juez y afirma que «la testigo está mintiendo desde el minuto uno». José María Rodríguez también ha negado haber participado en ninguna orgía. «Jamás he estado en ningún prostíbulo, jamás he bebido y jamás me he drogado», ha declarado a la salida del juzgado.