El presidente Salvador Sánchez Cerén confirmó ayer que sancionará las reformas a la Ley de Extinción de Dominio y la modificación al sistema de pensiones, por considerarlas perfectamente constitucionales.

Durante el Festival del Buen Vivir, el jefe de Estado ratificó su compromiso con garantizar el pago de pensiones a casi 200 mil familias salvadoreñas, y aseguró que su gobierno continuará invirtiendo en la gente.

Al priorizar el bienestar de las mayorías populares, Sánchez Cerén ratificó la vocación social de su gobierno, justo en el segundo aniversario del lanzamiento del programa presidencial ‘Salvador Cumple’.

El mandatario esclareció de paso las dudas generadas por las reformas a la Ley de Extinción de Dominio, aprobadas con el estratégico voto del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el opositor partido GANA.

La oligarquía salvadoreña intentó aprovechar la incomprensión inicial que generó tal voto entre voceros sociales y políticos para dividir a la izquierda salvadoreña, pero el Frente demostró su visión estratégica en pos del bien mayor.