Derrotados en su último bastión en Irak terroristas de EI (Daesh, en árabe) recurren a ridículas medidas para poder escapar de la ciudad iraquí de Mosul.

Tras la plena liberación de Mosul —que hasta finales del año pasado solía ser el principal bastión de terroristas en ese país árabe—, a principios de este julio del grupo takfirí EIIL, los terroristas aterrorizados por ser capturados por fuerzas iraquíes se esconden en túneles y casas particulares e incluso se maquillan y fingen ser mujeres para poder huir de la ciudad.

Fotos difundidas el sábado por el Ejército iraquí que se volvieron virales en redes sociales muestran a un miembro de la banda takfirí EllL que disfrazado de mujer y maquillado intentó escapar de Mosul, ciudad en norte de Irak. Su plan fracasó debido a que se había olvidado afeitar su barba y bigote.

Las fuerzas de seguridad iraquíes lo arrestaron cuando estaba alejándose del Casco Viejo de Mosul, disfrazado de mujer. Pero, poco después se le pudo identificar y comparar su rostro pintado con el que tenía en los vídeos de propaganda de la agrupación terrorista.

No es la primera vez que el Ejército de Irak publica imágenes que muestran a los miembros de Daesh vestidos con ropas de mujeres, intentando abandonar Mosul.

El Ejército iraquí, apoyado por fuerzas populares, lanzó en octubre de 2016 una gran ofensiva para retomar el control de Mosul, tomada en 2014 por los terroristas de EIIL. Según el Ejército del país árabe, unos 25.000 extremistas murieron durante la operación.

Los integrantes de Daesh que viven sus peores momentos tras la liberación de Mosul —una victoria que fue lograda el 8 de julio por las fuerzas iraquíes— han perdido muchos compañeros, bienes y dispositivos.

Etiquetas: ; ;