El presidente estadounidense Donald Trump defendió ayer al nuevo director de Comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, tras revelarse informaciones que sugieren la oposición de este último a que el entonces candidato republicano llegara al Ejecutivo.

En un mensaje en su cuenta de la red social Twitter, Trump justificó que Scaramucci no lo respaldó durante el proceso de las elecciones primarias del Partido Republicano porque no sabía que estaba corriendo como candidato.

Siendo justo con Anthony Scaramucci, él quería endosarme primero antes que comenzaran las primarias republicanas, pero no pensaba que yo contendería, escribió el mandatario en la red de microblogging.

La víspera, Trump designó a Scaramucci como director de comunicaciones de la Casa Blanca, un puesto que permanecía vacante desde la dimisión de Mike Dubke, a finales de mayo.

La medida fue seguida de inmediato por la renuncia del secretario de prensa de la mansión presidencial, Sean Spicer, quien mostró su desacuerdo con la decisión del Ejecutivo de nombrar al financista en el referido cargo.

Spicer fue reemplazado por la hasta entonces secretaria de prensa adjunta, Sarah Huckabee Sanders.

Scaramucci trabajó para el gobernador de Wisconsin Scott Walker, luego pasó al equipo del exgobernador de la Florida Jeb Bush en las primarias republicanas de 2016, antes de unirse a la campaña de Trump en febrero último.

Tras la designación del viernes, Scaramucci comenzó una purga de sus últimos tuits en los cuales atacaba al presidente y apoyaba causas tradicionalmente liberales como el control de armas.

Uno de los tuits eliminados se refería a la campaña del magnate inmobiliario como un espectáculo. En otro, elogió a la candidata demócrata Hillary Clinton a la cual calificó como una persona increíblemente competente, resaltan medios de prensa.

Etiquetas: ; ;