En una entrevista en exclusiva con Sputnik, el abogado de los afectados de la catástrofe del vuelo MH17 explicó por qué considera a Ucrania como el principal culpable del incidente, así como las razones por las que piensa que su demanda tarde o temprano será silenciada.

Han pasado más de tres años desde que el avión de pasajeros Boeing 777-200 de Malaysia Airlines que cubría el vuelo MH17 de Ámsterdam a Kuala Lumpur fuese derribado en el este de Ucrania. Casi al mismo tiempo, en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se encuentra vigente una demanda de ciudadanos alemanes contra el Gobierno ucraniano.

El doctor Elmar Giemulla, quien presentó la demanda en nombre de los familiares alemanes que perdieron a sus seres queridos, es un reconocido especialista de derecho en el campo de la aviación, profesor de dos universidades alemanas y una estadounidense. Es consultor, además, de varios países en el tema de la regulación aérea y periódicamente actúa como defensa de los afectados por accidentes aéreos.

En una entrevista en exclusiva con Sputnik, el abogado explicó por qué considera a Ucrania como el principal culpable del incidente, así como las razones por las que está seguro de que su demanda tarde o temprano será silenciada.

«La demanda presentada no se basa en la culpabilidad de uno u otro país, en relación de a quién le pertenecía el [sistema antiaéreo] Buk y quién lo operaba. Estoy convencido de que Ucrania no cumplió adecuadamente con sus obligaciones para garantizar la seguridad de su espacio aéreo», compartió el profesor.

Según Giemulla, las autoridades de ese país no tomaron las medidas necesarias de cerrar el espacio aéreo de la región donde tenía lugar el conflicto. De esta manera, resulta que el entonces Gobierno ucraniano cerró los ojos ante el peligro que corrían los 298 pasajeros del vuelo MH17.

El abogado subrayó que los resultados de las investigaciones preliminares están siendo manipulados y las preguntas más incómodas aún siguen sin respuesta. Además, un peligro inminente es el hecho de que Kiev puede interferir en la investigación, apuntó.

«Creo que ningún político está realmente interesado en que la verdad salga a la luz. Después de todo, sea quien sea el culpable, la mayor afectada será la paz en Europa. Por lo tanto, probablemente, nadie sea declarado culpable».

El abogado defiende los intereses de tres familias alemanas: una madre que perdió a su hija mayor, dos hermanos que se quedaron sin su padre y un joven que perdió a su madre. Todos, aseguró, comparten la convicción de que la mayor responsabilidad sobre el incidente cae sobre el Gobierno ucraniano.

Etiquetas: ; ;