El nuevo jefe de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, admitió que había comentado incorrectamente la posición del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre las nuevas sanciones contra Rusia, Corea del Norte e Irán, informaron hoy los medios locales.

El domingo, la nueva secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo a los periodistas que el gobierno de Trump estaba apoyando las sanciones contra Rusia propuestas por el Congreso de Estados Unidos. Sin embargo, Scaramucci dijo a principios de ese día que Trump aún no había decidido sobre el tema, lo que contradecía la declaración hecha por Sanders.

«Mi mal», dijo Scaramucci a un reportero del New York Times, disculpándose por su error.

Según el diario, el error pudo ser causado por la reciente incorporación de Scaramucci al cargo.

El sábado, el texto del proyecto de ley de sanciones dirigido a Rusia, Irán y Corea del Norte fue publicado en el sitio web del Congreso. La votación en la Cámara de Representantes se llevará a cabo el martes. En concreto, el proyecto de gasoducto de Nord Stream 2 de Rusia considera una amenaza para la seguridad energética de Ucrania y la Unión Europea y sugiere proporcionar ayuda financiera a los aliados estadounidenses para contrarrestar la posible influencia rusa y posibles ataques cibernéticos de piratas informáticos rusos. El domingo, el portavoz del Kremlin Dmitry Peskov dijo a Sputnik que Moscú vio el proyecto de ley negativamente.

Scaramucci, un financiero de Wall Street, fue designado como director de comunicaciones de la Casa Blanca el viernes. El mismo día, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, entregó su carta de renuncia a Trump debido a su desacuerdo con la decisión del gobierno de elegir a Scaramucci para el cargo. La portavoz Sarah Huckabee Sanders fue designada como la nueva secretaria de prensa de la Casa Blanca el mismo día después de su dimisión.

Fuente