El ex portavoz de la Casa Blanca puso la mira a un pequeño refrigerador utilizado por un grupo de investigadores menos de un mes después de que asumiera el cargo en la Administración del presidente Donald Trump en enero de 2017, según anunció el viernes el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Spicer envió a un asistente y le había dicho que “requisara” el refrigerador para que pueda mantener su comida y bebida a una temperatura óptima.

Sin embargo, el personal de la Casa Blanca que, según el rotativo, estaba reunido en una habitación comiendo su almuerzo, se mostró reacio a permitir al asistente llevar el electrodoméstico cuando les dijo “el señor Spicer quiere su nevera”.

Después de saberse que sus subordinados se negaron a enviar el refrigerador, el exsecretario de prensa de la Casa Blanca, decidió tomar el problema en sus propias manos.

La publicación indica que el ex portavoz estadounidense habría esperado a que terminara la jornada laboral, y en la noche sustrajo el refrigerador, que él mismo sacó por la entrada de la Casa Blanca.

Un funcionario fue testigo de sus acciones, pero hasta el momento Spicer no se ha pronunciado sobre el asunto.

Spicer presentó su dimisión el viernes por considerar un error grave la decisión de Trump de nombrar director de comunicaciones de la Casa Blanca a Anthony Scaramucci, un financiero de Nueva York muy activo en su campaña.

Etiquetas: ; ; ;