Teherán denunció la tendencia “incorrecta” e “ilegal” de Washington de amenazar a otros países. Advirtió que su justicia no se someterá a las presiones externas

El Gobierno de Irán rechazó un nuevo comunicado difundido por Estados Unidos, en el que nuevamente se amenaza a la nación persa. Teherán lo calificó como “inaceptable” y prueba clara de los intentos de Washington por intervenir en sus asuntos.

“La emisión de declaraciones intervencionistas y amenazantes por organismos estadounidenses nunca afectará a la voluntad del sistema judicial iraní de llevar ante la justicia a quienes violen las leyes del país y la seguridad nacional”, indicó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Bahram Qasemi.

Con estas declaraciones, el vocero reaccionaba a un comunicado del viernes del Gobierno estadounidense, en el que este advertía a Irán de “serias” consecuencias de no liberar a ciudadanos estadounidenses detenidos por espionaje.

En el comunicado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, exigió a Irán que libere, entre otros ciudadanos, a Robert Levinson, un antiguo agente del Buró Federal de Investigaciones, quien desapareció en el sur de Irán en marzo de 2007.

Qasemi advirtió que a las personas mencionadas en el comunicado de la Casa Blanca se les han imputado distintos cargos, de acuerdo con las leyes de la República Islámica. También ha reiterado que Levinson dejó Irán hace años y Teherán no tiene conocimiento de su destino.

Tras denunciar la tendencia “incorrecta” e “ilegal” de Estados Unidos de amenazar a otros países, Qasemi pidió a las autoridades de ese país que dejen de lado la “inútil” retórica de las amenazas y eviten entrometerse en los asuntos internos de Irán.

“La República Islámica de Irán, como se ha demostrado en varias ocasiones, nunca cederá a ningún tipo de intimidación en ninguna circunstancia, y las autoridades de Washington deben hablar con la noble nación iraní con el lenguaje del respeto”, ha agregado.

Etiquetas: ; ; ;