El presidente de Venezuela ratifica que la oposición no es capaz de derrocarlo, por lo que llama a opositores a rectificar y volver a la política.

“Es que no lo van a lograr por ninguna vía. Y no es derrocar a un hombre porque este problema no es Chávez o Maduro, aquí de lo que se trata es un pueblo. No podrán derrocar a una Revolución que tiene pueblo, tiene un proyecto de historia, tiene moral y espíritu”, enfatizó el jefe del Gobierno venezolano, Nicolás Maduro.

En sus declaraciones, ofrecidas durante el programa semanal ‘Los Domingos con Maduro’, se dirigió en especial al supuesto jefe político de la oposición y el presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, resaltó la fuerza del chavismo y su unidad, particularmente tras los disturbios que siguen azotando el país durante los últimos meses.

“Ustedes no pueden pretender mantener su línea e intentar reventar un país por sus ambiciones políticas. Ustedes tienen que reconocer que el chavismo es una fuerza viva, poderosa y que está enérgica y valiente en la calle y va a un proceso de Poder Constituyente”, señaló.

Maduro reconoció la fuerza política de la derecha, no obstante, arremetió contra los líderes derechistas por arriesgar la estabilidad nacional y provocar acciones terroristas a través de sus convocatorias irresponsables.

“Yo reconozco a la oposición y sé que tiene fuerza política también. Y yo quisiera medir fuerza con fuerza con votos, no con balas, no con morteros ni molotov, no con trancazos”, insistió.

En otro momento de sus afirmaciones, exhortó a Borges y a todos los partidos y voceros del sector opositor de abandonar los planes golpistas y respetar la Constitución y la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

“Asume la responsabilidad que te han dado. Asume tu responsabilidad, rectifica por fin y definitivamente. ¡Para luego va a ser tarde. Yo sé lo que te digo, para luego va a ser tarde!”, reiteró en su llamado a Julio Borges.

El pasado 16 de julio, Venezuela vivió una doble jornada electoral, por un lado el llamado a un ensayo de las elecciones para escoger a los asambleístas que reescribirán la Carta Magna, la cual contó con gran afluencia y, por el otro, un plebiscito no vinculante convocado por la oposición contra el proceso de la ANC.

Etiquetas: ; ; ;