Blindados israelíes dispararon ayer contra lo que fuentes en Tel Aviv identificaron como »puestos del movimiento islamista Hamas» en esta bloqueada franja de territorio palestino.

El ataque ocurrió en la localidad de Jan Yunis, sur de Gaza, temprano ayer en la mañana ‘después que un cohete cayera en territorio israelí sin causar víctimas ni daños’, según la versión difundida por fuentes en Tel Aviv.

Fuentes confiables aquí dijeron que otras zonas, en especial campos de cultivo, también fueron alcanzadas por disparos de la artillería pesada de las fuerzas de ocupación acantonadas en los bordes de este territorio, bloqueado por aire, mar y tierra desde hace varios años.

Los ataques coinciden con un alza sustancial de la tensión en la ciudad vieja de Jerusalén, Al Quds para los musulmanes, donde por lo menos seis palestinos han muerto en los últimos días en choques con las fuerzas ocupantes.

El crispamiento comenzó a principios de la semana pasada cuando tropas especiales israelíes invadieron el perímetro de la mezquita de Al Aqsa, uno de los tres lugares más sagrados del Islam, en lo que cancillerías árabes califican de otro intento por ‘judaizar’ esa localidad.

Ayer temprano, La Liga Arabe (LPA) decidió posponer un día la reunión urgente de cancilleres convocada para examinar la cada vez más aguda crisis en Jerusalén este, donde los palestinos se proponen establecer la capital de su Estado independiente.

El encuentro estaba programado para el miércoles, pero lo haremos el jueves en orden de facilitar la presencia de la mayor cantidad posible de ministros de Exteriores, dijo el portavoz de la agrupación, cuya sede central está en esta capital, a pocos metros de la icónica plaza Tahrir.

Jordania, cuyo monarca es el guardián de la mezquita sagrada de Al Aqsa, uno de los tres lugares más venerados del Islam, convocó al cónclave debido a las crecientes tensiones en Al Quds emanadas de las provocaciones de las tropas ocupantes israelíes y de pobladores de los asentamientos sionistas.

El portavoz reveló que la semana próxima está programada una reunión de la Organización de Cooperación Islámica ‘para examinar la reciente escalada (israelí) contra los palestinos’.