El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebra hoy un debate abierto sobre el conflicto palestino-israelí, reunión que se espera aborde la escalada de las tensiones en la ocupada Jerusalén Oriental.

La sesión presidida por China, que encabeza este mes el órgano de 15 miembros, tiene como ponente al coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz en el Medio Oriente, Nickolay Mladenov.

Mladenov ha llamado a la calma a las partes, al igual que el secretario general de la organización, António Guterres, reclamo que debe repetirse en el debate de este martes.

En los últimos 10 días, las protestas, los enfrentamientos y la represión israelí han marcado el escenario en los alrededores de la Explanada de las Mezquitas, un lugar religioso sagrado que se ubica en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La situación tuvo como desencadenante el letal ataque del 14 de julio de palestinos a guardias de seguridad israelíes en los accesos a la Mezquita de Al Aqsa, aunque la realidad es que medio siglo de ocupación y la continua colonización de Cisjordania constituyen un escenario más que volátil.

Tel Aviv ordenó tras ese incidente la colocación de detectores de metales en la entrada de Al Aqsa, lo cual disparó las manifestaciones y los enfrentamientos, con el 21 de julio como el día más fatal, con tres palestinos y tres israelíes asesinados.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, anunció el viernes en la noche la suspensión de los contactos con Israel a todos los niveles, hasta que sean retirados los detectores de la mezquita, el tercer sitio más sagrado del Islam.

Etiquetas: ; ; ; ;