Las lluvias torrenciales en Corea del Sur han causado dos muertos y han dañado un millar de viviendas cerca de Seúl, informaron ayer las autoridades locales.

En total, 1.168 viviendas han sufrido daños en esta zona, donde unos 140.000 hogares han tenido cortes de luz, reseña el portal web de TeleSur.

Los servicios de emergencia de la nación asiática encontraron el domingo el cadáver de una mujer de 55 años que fue arrastrada por la subida del cauce de un río en la provincia de Kangwon (noreste).

Además, un hombre de unos 90 años falleció ahogado el mismo día en Incheon (al oeste de Seúl) al no poder evacuar de su vivienda cuando se hundia por las precipitaciones, según datos de la policía recogidos por la agencia Yonhap.

En Incheon, las lluvias dejaron atrapados bajo tierra a siete operarios del metro que pudieron ser rescatados tras horas de espera. En esta localidad y sus alrededores se han contabilizado más de 220 milímetros de precipitaciones acumulados entre el sábado y domingo, según la Administración Meteorológica de Corea (KMA)