El Ministerio de Defensa de Rusia ha desplegado en la región de Rostov una unidad de avanzados tanques T-72B3, informó Izvestia.

Estos tanques modernizados cuentan con una protección adicional en la parte trasera, superior y del casco. De este modo, son capaces de resistir ataques con misiles antitanque, además de impactos con proyectiles perforadores de blindaje y de alto poder explosivo.

Según declaró al medio una fuente del Distrito Militar Sur, los tanques entrarán en servicio del 68 regimiento de tanques.

Además de los complejos de protección Relikt y Kontankt —compuestos por dos capas de sustancias explosivas y una placa de metal que absorbe energía y desvía los proyectiles—, estos vehículos de combate modernizados cuentan con motores diésel de 1.130 caballos de potencia y un sistema de puntería avanzado.

De acuerdo con el historiador militar Alexéi Jlópotov, «el problema de todos los tanques modernos es que fueron diseñados en la época de la Guerra Fría y solo son capaces de realizar ataques directos». En comparación con sus predecesores, los T-72B3 cuentan con una protección integral adicional en caso de ataque.

En cuanto al sistema de puntería Sosna-U, permite al T-72B3 realizar ataques incluso por la noche y bajo cualquier condición meteorológica. A diferencia de los tanques occidentales, también es capaz de disparar misiles guiados. 

 

Etiquetas: ;