El alcalde del municipio venezolano de Lechería, Gustavo Marcano, fue condenado a 15 meses de prisión y separación de su cargo, por desacatar una decisión judicial de proteger a los habitantes de su jurisdicción de la acción de grupos violentos.

Una nota de prensa emitida la víspera por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), explica que la medida se acordó tras una audiencia oral y pública para abordar el caso, en la que los representantes del grupo de ciudadanos que interpusieron la demanda de protección expusieron sus argumentos.

A la audiencia judicial, en la que estuvo ausente el alcalde acusado, también concurrieron representantes de la Defensoría del Pueblo, víctimas directas de hechos punibles, así como voceros de los Consejos Comunales de esta localidad ubicada en el estado Anzoátegui.

EL TSJ acordó también la inhabilitación política de Marcano, integrante del partido opositor ultraderechista Primero Justicia, mientras cumple la sanción y emitió una orden de captura, decisión que será notificada al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

A su vez, el máximo órgano de justicia venezolano ordenó mantener la prohibición de salida del país.

Marcano, a quien se responsabiliza de los desórdenes públicos en su municipio, que incluyen actos violentos y vandálicos que han puesto en peligro la integridad de la ciudadanía, será recluido en la sede del Sebin en Caracas ‘hasta tanto un juez de primera instancia determine el sitio definitivo de reclusión’.

El pasado 31 de mayo, la Sala Constitucional del TSJ admitió una demanda por intereses colectivos interpuesta por un grupo de ciudadanos contra el alcalde del municipio Lechería, Gustavo Marcano, y contra el alcalde del municipio Barinas, José Machín.