Con toda la carne en el asador, Chile arrecia las campañas de cara a los comicios del 19 de noviembre próximo, aunque se da por sentado que el próximo inquilino del Palacio de La Moneda saldrá en segunda vuelta.

Hay un candidato que según las encuestas sin dudas pasará a la segunda ronda, el ex mandatario Sebastián Piñera, carta del conglomerado de la derecha “Chile Vamos”. Mientras, está por ver quién será su contrincante más enconado.

Por el peso específico de cinco partidos integrantes de la coalición de Gobierno Nueva Mayoría, debería ser el senador independiente Alejandro Guillier, quien oficialmente inscribirá su candidatura el venidero 4 de agosto.

Alrededor de 14 millones de chilenos están habilitados para votar en los comicios presidenciales y parlamentarios del 19 de noviembre, según informó el Servicio Electoral (Servel). Antes de que esto ocurra habrá muchos cabildeos.

Hay otros 40 mil chilenos que podrán ejercer su sufragio en el extranjero.

Aparte de Piñera y Guillier, el dos veces aspirante a La Moneda, Marco Enriquez-Ominami (Partido Progresista) y la senadora democristiana Carolina Goic, son a priori los de menos opciones a entrar en el ruedo de la segunda vuelta.

La tercera carta, a primera vista y a cuatro meses de las elecciones, es la periodista Beatriz Sánchez, una suerte de ‘outsider’ del hasta hace poco desconocido Frente Amplio, alineado a la izquierda pero distante de Guillier y Enriquez-Ominami.

También figura el candidato de la Unión Patriótica (UPA), el primer secretario del Partido Comunista Chileno Acción Proletaria, Eduardo Artes Brichetti, que en la semana pasada ya pudo inscribir su candidatura para el puesto de jefe de estado.

Por lo visto hasta el momento, la Democracia Cristiana, en el centro y aliada de la Nueva Mayoría y antes de la Concertación con las que formó gobiernos, intenta desmarcarse de la izquierda y busca otras alianzas en torno a los comicios parlamentarios.

La segunda ronda de los sufragios tendrá lugar el 17 de diciembre.

Fuente