Los habitantes del poblado Fabrichny en la República Popular de Lugansk han honrado la memoria a los paisanos que fallecieron.

En la localidad los soldados ucranianos han destruido la enfermería, la escuela, el jardín infantil, y de todo esto prácticamente no ha quedado nada. Han muerto personas por culpa del régimen de Kiev. Los habitantes de Donbass nunca perdonarán a Ucrania los crímenes cometidos.