Al menos cinco palestinos han muerto y 1090 han resultado heridos como consecuencia de las recientes violencias israelíes durante los últimos diez días en Al-Quds (Jerusalén).

Así lo anunció el lunes la Media Luna Roja Palestina (MLRP) al condenar los enfrentamientos entre palestinos y las fuerzas del régimen de Israel fuera de Bab al-Asbat (la Puerta de los Leones) de la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió el lunes que las recientes tensiones causadas por las restricciones impuestas por el régimen de Israel a la mezquita de Al-Aqsa podrían tener un resultado catastrófico.El representante de las Naciones Unidas para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, instó a las partes a abstenerse de acciones provocativas, demostrar moderación y trabajar para encontrar una solución y advirtió sobre el aumento de las violencias el viernes de esta semana si no se resuelve la crisis. Por lo tanto, debido al aumento de las violencias el régimen de Tel Aviv ha anunciado que eliminará los detectores de metales que había colocado a la entrada de la Mezquita Al-Aqsa y los reemplazará con otros medios de vigilancia.
Esto se produce mientras que una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) celebrada el lunes sobre las violencias en Al-Quds y la Mezquita Al-Aqsa concluyó sin resultado alguno.

Moshir al-Mesri, un portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), ha afirmado que tales acontecimientos y los ataques a la Mezquita Al-Aqsa son la consecuencia de los intentos de varios países árabes para normalizar las relaciones con el régimen de Israel.

La Mezquita Al-Aqsa y Al-Quds son escenarios de enfrentamientos y violencias desde el pasado 14 de julio, cuando un tiroteo dejara al menos tres palestinos muertos y provocara el cierre de este lugar santo.
El pasado domingo las fuerzas israelíes reabrieron la Mezquita Al-Aqsa, pero los musulmanes se negaron a entrar en protesta por las medidas de seguridad recientemente impuestas, incluyendo detectores de metal y cámaras.
Desde que comenzó el tercer levantamiento palestino, en octubre de 2015, los territorios ocupados palestinos, sobre todo la Cisjordania ocupada, son escenario de una amplia ola de violencia, a raíz de los actos de provocación protagonizados por los colonos y soldados israelíes, entre ellos, ataques indiscriminados contra los ciudadanos palestinos y los asaltos a la Explanada de la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds.

Según las estimaciones, más de 300 palestinos han perdido la vida y miles han resultado heridos en las agresiones de los soldados y colonos israelíes en la ocupada Cisjordania y en la bloqueada Franja de Gaza.