Las repercusiones de la breve visita de Kurt Volker a Donbass continúan, tanto sobre el terreno como en el campo de la diplomacia, e incluso en el de defensa. El hecho de que Volker visitara únicamente la zona de Donbass controlada por Ucrania, especialmente Avdeevka, en la línea del frente, ha causado quejas desde Donetsk y Lugansk. Con la idea de que es imposible conocer la situación visitando tan solo un lado de la línea de contacto, desde la RPD y la RPL invitan a Volker a visitar Donetsk y Lugansk.

Sin embargo, confirmando que su punto de vista no ha cambiado desde su nombramiento como enviado de la administración Trump para solucionar el conflicto en Donbass, tras su visita Volker se ha reafirmado dando una versión abiertamente pro-ucraniana y denunciando la “agresión rusa”. Denunciando que, según fuentes que no ha llegado a precisar, Rusia cuenta en Ucrania con una cantidad de tanques superior a la cantidad de la que dispone toda Europa occidental, Volker ha dejado abierta la posibilidad de cumplir con la principal petición de Ucrania a Estados Unidos desde que comenzó la guerra: la entrega de armas al Ejército Ucraniano.

¿Armas “defensivas” para el Ejército Ucraniano?

El enviado especial del Departamento de Estado en Ucrania, Kurt Volker, admitió que Estados Unidos está “considerando activamente” enviar armas a Kiev. Además, Volker afirmó que no considera el posible suministro de armas a Kiev como una provocación. Según informa la BBC, el representante del Departamento de Estado explicó también que tal decisión ayudará a que Moscú cambie su posición.

“Las armas defensivas ayudarían a Ucrania a defenderse y, por ejemplo, a retirar los tanques. Ayudarían a que Rusia deje de amenazar a Ucrania”, declaró Volker según cita la BBC. Sin embargo, según el representante, no hay una decisión tomada sobre la entrega de armas, el tema seguirá discutiéndose.

Volker apuntó también que la paz en el este de Ucrania requerirá un nuevo diálogo estratégico con Rusia.

Hay que recordar que, el domingo 23 de julio, representantes de la embajada y el Departamento de Estado de Estados Unidos visitaron la zona de operaciones militares en Donbass. Allí, Volker se refirió a la situación afirmando que “no es un conflicto congelado sino una guerra caliente”.

Hay que recordar también que Alexander Zajarchenko siempre ha mantenido que, antes o después, Ucrania recibiría armas letales [además de radares y otro material “no letal” que Estados Unidos ya ha entregado a Kiev los dos últimos años-Ed] de Estados Unidos.

En el proyecto del presupuesto federal de Estados Unidos para 2018, se prevé una partida de 150 millones de dólares de asistencia para Ucrania en materia de seguridad y defensa. El proyecto no excluye la posibilidad de suministrar armas letales con propósito defensivo, algo que no se especificaba en ejercicios anteriores.

Además, como ya se ha informado anteriormente, a finales de junio, el Comité del Senado apoyó esta decisión. Sin embargo, el 6 de julio, el Departamento de Estado publicó un comunicado en el que afirmaba que la decisión de suministrar armamento letal a Kiev aún no se había tomado.

 

Etiquetas: ; ; ; ;