Encontradas posiciones prevalecen hoy en torno a la decisión del Consejo Dominicano de Migración de ampliar por un año la vigencia de los carnés expedidos a acogidos al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros (PNRE).

La medida favorece fundamentalmente a los ilegales haitianos que conforman la inmensa mayoría de los inmigrantes y que por falta de papeles o de recursos no han podido legalizar su situación.

El coordinador del Observatorio de Derechos Humanos Para Grupos Vulnerables, Juan Francisco Vargas, saludó la prórroga pero aclaró que continuarán vigilando para que no se violen los derechos de los inmigrantes.

El diputado Radhamés Camacho, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), calificó de correcta la medida anunciada por el ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, y exhortó a Haití a documentar a sus emigrados.

Por su parte el opositor Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) criticó la extensión del plazo porque a su juicio ‘evidencia la ausencia de una política migratoria del gobierno que ve indolente como los haitianos invaden la nación’.

También el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM) criticó la decisión porque hará más costoso el PNRE y pidió a las autoridades detener el flujo de haitianos a República Dominicana.

El PNRE fue ejecutado por el Gobierno dominicano entre 2014 y 2015 y durante ese período de inscribieron 249 mil 950 personas, principalmente haitianas, de las cuales apenas un tres por ciento ha regularizado su situación, según cifras oficiales.

El plazo para completar la entrega de los documentos venció la semana pasada, pero la prórroga decidida por el Consejo Nacional de Migración dará a los inmigrantes la oportunidad de tener un año más para realizar trámites.

La prórroga de la vigencia de los carnés expedidos a extranjeros ocurre sectores ultranacionalistas denuncian una supuesta invasión de haitianos, lo que generó repatriaciones de indocumentados en los últimos días.