El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, indicó ayer miércoles que las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos a funcionarios venezolanos representa una victoria para el Estado venezolano.

“Las sanciones que han tomado en las últimas semanas representan una victoria del Estado venezolano que está firme, de pie, unido, fortaleciéndose rumbo a la Constituyente”, dijo Maduro en transmisión conjunta de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores.

Asimismo, el Mandatario nacional extendió sus palabras de apoyo a los funcionarios amonestados por la administración de Donald Trump como la presidenta del Poder Electoral, Tibisay Lucena; al presidente del Poder Ciudadano, Tarek William Saab; al ministro del Poder Popular para la Educación, Elías Jaua; la candidata a la Asamblea Nacional Constituyente, Iris Varela; entre otros.

“No puede el imperialismo norteamericano pretender en el siglo XXI ponerse por encima de las leyes internacionales, por encima de las naciones y pretender ser un gobierno en el mundo que señale con el dedo a quien él le de la gana”, fustigó el jefe de Estado.

También aseguró que estas amonestaciones imperiales son una forma de presionar para quebrantar a los Estados, en este caso al Estado venezolano y su democracia porque la amenaza que representa para la oposición la Asamblea Nacional Constituyente que será electa el domingo 30 de julio.

Manifestó que esta sanción no quebrantará la lealtad a la Patria y “aquí estamos firmes como nunca antes civiles, militares e instituciones”.