Venezuela llegó ayer al segundo día de un ilegal paro cívico anunciado por algunos sectores de la llamada Mesa para la Unidad Democrática (MUD) que debe concluir mañana viernes en horas tempranas.

Al parecer, por lo visto en las calles, la pólvora está mojada o el dinero se terminó para pagar a los ‘guarimberos’ (revoltosos) que debían dar la imagen de caos e ingobernabilidad al iniciarse por sectores de la MUD lo que llamaron la ‘hora cero’.

Tal vez ese momento que nadie sabe cuando iniciaría, porque era ‘cero’, perseguía sacar del gobierno al presidente constitucional, Nicolás Maduro, o frustrar la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), cuyos miembros deben elegirse el domingo 30 de julio.

Aún cuando faltan horas para que expire el tiempo del denominado paro, Maduro se mantiene en Miraflores, la sede del gobierno que parece ser hoy cualquier rincón de Venezuela, pues el mandatario lo mismo está en Portuguesa, en Anzoátegui o en Miranda, u otros estados del país.

El miércoles circuló el rumor de que la ANC fue postergada por 45 días, algo que se entiende como una maniobra desesperada de la MUD y sus apoyos externos, ante el fracaso de sus intentos de descarrilar el tren popular que con mucha fuerza, como un vagón compacto, debe transitar este jueves hacia la Avenida Bolívar de esta capital.

Allí el pueblo venezolano se movilizará para cerrar la campaña electoral rumbo a la elección de la ANC.

La llamada Gran Toma Tricolor de Caracas tendrá también otros puntos de concentración en las avenidas Universidad, Fuerzas Armadas y Lecuna, donde se colmarán las calles y una vez más el pueblo ratificará su vocación de paz y democracia, reseñan medios de prensa.

‘Invito a toda Venezuela a la avenida Bolívar. Vamos a hacer un acto maravilloso de reafirmación de la paz con la Constituyente. Preparándonos para la paz’, expresó en un video publicado en su página de Facebook.

Ayer jueves al inicio de la madrugada por Urdaneta, cerca de la plaza La Candelaria, en el centro de la ciudad, un disparo retumbó para romper la tranquilidad de la noche, tal vez fue el anuncio de la arrancada de la fiesta popular, el llamado a todos a defender e incluir dentro de una nueva Constitución lo ganado en años de revolución popular.

Por lo pronto, Caracas amanece en paz, los opositores parecen encerrados en sus zonas donde crean sus propios conflictos, Chacao, Chacaito, Baruta, entre unos pocos sitios son guarimbódromos (algo parecido al Sambódromo) donde se autoencierran para dar la imagen de un caos que no existe en el país.

Etiquetas: ; ; ; ;