El ministro de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, consideró que con negociaciones amistosas se deben solucionar los inconvenientes entre naciones y que “China se opone a la imposición de sanciones unilaterales sea cual sea la razón”.

El funcionario hizo referencia a las sanciones aprobadas por el Congreso de Estados Unidos (EE.UU.) contra Irán, Rusia y Corea del Norte, una de ellas es la restricción a cargos rusos por la supuesta injerencia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos, una acusación que Moscú desmintió.

Lu opinó que “China siempre se ha opuesto a las sanciones unilaterales fuera del marco del Consejo de Seguridad de la ONU, y especialmente a que otros países impongan su jurisdicción a empresas y personas chinas”

Asimismo, consideró que las sanciones a Corea del Norte “no conducen a la confianza mutua o a la cooperación” entre Pekín y Washington.

Las sanciones puestas por EE.UU. afectarían las relaciones comerciales entre Rusia y compañías europeas en materia de exportación de hidrocarburos.