Un centro de reflexión estadounidense Century declaró que el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) desempeña un papel decisivo en la región de Oriente Medio.

Este centro pronunció estas declaraciones al referirse a los recientes éxitos de Hezbolá en la región de Arsal, noreste de El Líbano, así como en Siria durante cinco años y aseveró que esto muestra un cambio en la orden de Oriente Medio. En este contexto afirmó que Hezbolá desempeñó un papel importante en la lucha contra los terroristas en Siria así como en mantener al presidente sirio, Bashar al-Asad, en el poder.

Hezbolá también ha continuado sus operaciones y entrenamientos en Yemen, Irak y otros países regionales y ha realizado estas acciones bajo la cooperación cercana de Irán. Además destacó varias características de Hezbolá como la paciencia estratégica, previsión y sus objetivos a largo plazo y afirmó que desempeña un papel importante y decisivo en la región.

Finalmente aseveró que los cinco años de guerra internacional ha provocado el fortalecimiento de Hezbolá y su consolidación política y militar y aseguró que este movimiento será más fuerte en el futuro.

Durante los últimos días, Hezbolá ha logrado grandes éxitos en las regiones de Arsal, noreste de El Líbano, y las montañas de Al-Qalamun, ubicadas en el suroeste de Siria y limítrofes con El Líbano. Tras el inicio de la crisis siria en 2011, las regiones fronterizas entre ambos países han sido escenario de diversos atentados perpetrados por terroristas. Arsal asimismo ha sido la base de operaciones de los terroristas, especialmente Daesh.

Se trata de la última fase de las operaciones para la liberación de los altos de Al-Qalamun, cuyo éxito establecerá la seguridad en la frontera entre Siria y El Líbano.