El parlamento pakistaní elegirá el martes a un primer ministro interino, que sustituya al inhabilitado Nawaz Sharif, quien renunció al cargo hace dos días en medio de un escándalo de corrupción.

El presidente Mamnoon Hussain convocó a una sesión de la Asamblea Nacional (Cámara baja del legislativo) para esa fecha, precisaron fuentes del órgano a la televisora Samaa TV.

Todos los medios de prensa coinciden en que el cargo será ocupado por extitular de Petróleo Shahid Khaqan Abbasi, cercano a Sharif, dada la amplia mayoría parlamentaria que tiene la gubernamental Liga Musulmana de Pakistán-N (PML-N).

A su vez, este será sustituido de forma permanente por Shahbaz Sharif, hermano menor del inhabilitado exjefe de gobierno.

Ambos Sharif encabezaron este sábado una reunión del comité parlamentario de la PML-N para decidir el nombre del nuevo primer ministro.

Ahora Shahbaz Sharif, de 65 años, deberá renunciar a su puesto como jefe del Ejecutivo de la nororiental provincia de Punjab, donde viven más de la mitad de los 200 millones de pakistaníes.

Casi de forma simultánea a la reunión, Khawaja Saad Rafique, exministro de Ferrocarriles, anunció en Twitter que hay consenso para nombrar a Shahbaz para el nuevo cargo.

El viernes Sharif abandonó la oficina poco después de su inhabilitación por parte del Tribunal Supremo debido a un caso de corrupción, que también involucra a miembros de su familia.

Esta es la tercera ocasión que el dignatario no logra concluir su mandato. En 1993 fue obligado a dimitir en medio de fuertes tensiones con el Ejército y seis años después sufrió un golpe de Estado, dirigido por el general Pervez Musharraf.

Al leer la sentencia, el juez Ejaz Afzal Khan explicó que el material recopilado por el Equipo de Investigación Conjunta (JIT), encargado de analizar las transacciones financieras de la familia Sharif, será enviado a la Oficina Nacional de Rendición de Cuentas en un plazo de seis semanas.

Tras conocerse que tenía permiso de trabajo en Emiratos Árabes Unidos, los magistrados dictaminaron que el jefe de gobierno fue deshonesto con el parlamento y los tribunales, por lo cual no es apto para mantenerse en el cargo. La decisión de la corte se basa en un documento de 256 páginas entregada por el JIT, según el cual Sharif y tres de sus hijos no lograron justificar activos.

‘Existen disparidades significativas entre las fuentes de ingresos conocidas y las declaradas y la riqueza acumulada’, alertó el texto.

Etiquetas: ; ;