En las redes sociales fue publicado un vídeo que muestra a los miembros del servicio de gendarmería turca golpeando a cuatro jóvenes sirios en la frontera entre Siria y Turquía, en la provincia de Idlib. uno de los adolescentes ha recibido graves heridas.

Los medios de comunicación turcos afirmaban que los jóvenes eran kurdos y trataban de pasar armas de contrabando a Turquía. Sin embargo a ninguno de ellos se les ha encontrado armas en los diferentes vídeos. No había indicio de armas capturadas. Fuentes locales afirman que son jóvenes de Idlib.