El Gobierno español alega que la Asamblea no representa a la mayoría de venezolanos, y estudiará aplicar medidas contra Venezuela.

El Gobierno español ha anunciado su negativa a otorgar validez a la Asamblea Nacional Constituyente elegida el domingo en Venezuela. Sobre esto comunica el Ministerio de Relaciones Exteriores de España, agregando que ese país estudiará junto con otros países aplicar «medidas adicionales» para restaurar la «institucionalidad democrática» venezolana.

Madrid considera que dicha Asamblea, en la que más del 40% del padrón electoral eligió a los constituyentes que proyectarán una nueva Constitución para Venezuela, «no representa la voluntad mayoritaria de los venezolanos y no es la solución a los graves problemas de confrontación política y crisis humanitaria que asolan al país», según reza el comunicado.

«Saca tus narices de Venezuela»

Mariano Rajoy, el jefe de Gobierno español, había advertido que la crisis en Venezuela ha alcanzado «un punto crítico», y había pedido a Nicolás Maduro reconsiderar la convocatoria de la Asamblea, alegando que esta «no respeta criterios democráticos esenciales». No obstante, el presidente venezolano nunca cedió ante la presión de su homólogo español.

 «No debo yo opinar ni meterme en los asuntos internos de España, ni de Cataluña […] no me meto, pero tú, Mariano Rajoy, saca tus narices de Venezuela», había expresado Maduro previo a la convocatoria.