Después del ataque en Hamburgo, los políticos de la coalición culpan a los estados federados (organización administrativa de Alemania), que no quieren aplicar medidas extendidas contra las personas que representan una amenaza potencial a la seguridad pública.

Después del ataque con cuchillo en Hamburgo, que fue cometido por un islamista y como resultado de que un hombre murió y siete resultaron gravemente heridos, la coalición requiere la aplicación constante de nuevos medios legales.

No hay necesidad de adoptar nuevas leyes, pero es necesario aplicar sistemáticamente las existentes, dijo el representante del partido CSU (Unión Cristiana-Social) en el Bundestag, Stefan Meyer. «En este momento, todos los prerrequisitos para que los estados federados soliciten el arresto de deportación de los islamistas».

Fuente