Rusia dará una respuesta asimétrica a la decisión de las autoridades polacas de demoler los monumentos soviéticos, informaron medios de comunicación rusos hoy.

A principios de julio, el presidente polaco Andrzej Duda aprobó un proyecto de ley que regula la demolición de casi 500 monumentos de la era soviética en todo el país, así como el cambio de nombre de instalaciones asociadas con el legado comunista.

«Las autoridades polacas deben entender que sus acciones hostiles en la esfera conmemorativa no se quedarán sin consecuencias. Se tomarán medidas asimétricas de respuesta adecuadas contra Polonia», dijo una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso al diario Izvestiya.

Según la fuente, el tema se está discutiendo durante los contactos con Polonia y otros socios extranjeros en varias plataformas internacionales, incluyendo la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el Consejo de Europa y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva ).

Tras la aprobación del proyecto de ley polaco, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia condenó enérgicamente las acciones de Polonia. El 19 de julio, la Duma del Estado, la cámara baja del parlamento de Rusia, adoptó un llamamiento a los legisladores europeos en relación con la decisión del presidente polaco.