No ha sido fácil para el pueblo bolivariano en haber llegado hasta el día de ayer, 30 de julio, para las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente. Factores de diverso calibre se colocaron sobre este país sudamericano desde la verborrea grosera, la tradicional postura de los partidos oligárquicos de derecha pro estadounidenses hasta el terrorismo financiado por estos últimos a sus “palos blancos” actuando en algunas zonas del país como verdaderos agentes extranjeros y en plena conciencia del delito de traición a la Patria.

El 1° de mayo pasado el Presidente constitucional del país, Nicolás Maduro, ante la situación innegable que atravesaba y atraviesa aún Venezuela dio el anuncio para que el mismo pueblo eligiera a sus representantes para una Asamblea Nacional Constituyente y dar una nueva carta magna mejorada y que de las bases para consolidar no solamente la soberanía, sino también un ambiente pacifico y de desarrollo para todos los habitantes de la República sudamericana.

La derecha pro estadounidense venezolana desde que desataron su “arrechera” no han propuesto nada de política a nivel país en ningún ámbito, sino simplemente en ser ellos meramente antenas repetidoras de lo que tanto se maniobra del Departamento de Estado y la CIA de los EE.UU. y por supuesto de sus agencias satélites como la USAID-la misma que financia a la organización terrorista de los “cascos blancos” en Siria, con sede en Gran Bretaña. Y si llegaran al poder el carácter que devendría de parte de la hoy oposición seria de entreguista y servil ante no solo los EE.UU. sino al neoliberalismo internacional.

Mientras tanto, el gobierno venezolano, los partidos y sus militantes han propuesto diversos tipos de ideas en todos los ámbitos que de alguna manera intentan llevarse a cabo, pero que chocan con el sabotaje terrorista de los grupúsculos derechistas de la oposición (al estilo de los fascistas ucranianos) a instalaciones, sedes de misiones, servicios públicos como el transporte, la salud, las escuelas, universidades y acosando de manera provocativa los cuarteles de la policía y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Vale mencionar también el rostro inhumano de esta oposición terrorista pro estadounidense en crear mártires muertos bajo su propia mano e irresponsabilidad, en especial utilizando a menores de edad de familias vulnerables en las manifestaciones y sabotajes, algunos de ellos murieron bajo la explosión de morteros artesanales suministrados por los grupúsculos de oposición o hechos por ellos mismos. Más allá de lo antes mencionado no han hecho nada honesto que represente como propuesta al país. Los hechos hablan por si solos. Métodos casi parecidos utilizaron los fascistas ucranianos el año 2014 y que condujo al golpe de estado para llegar al poder en Kiev y controlar casi todo el territorio junto a sus partidos ultraderechistas y de tendencia anticomunista y antirrusa para darlo a precio de huevo a los supervisores de ultramar como es EE.UU., la UE, la OTAN, el FMI y el banco internacional dejando en bancarrota a Ucrania. Solo un territorio no ha sido dominado ni conquistado-la heroica tierra del Donbass, Novorossia, Malorossiya donde a punta de las armas y heroísmo expulsaron a los nazi fascistas ucranianos.

No hay que olvidar también el campo internacional y los cambios que están sucediendo-las recientes sanciones contra Rusia están gestando rechazo en los países de la Unión Europea, el activo papel de los rusos en el conflicto sirio y el papel bochornoso de la coalición internacional liderada por los EE.UU. y el ofrecimiento de países del Medio Oriente en contar con la ayuda del país eslavo. Además esta el fortalecimiento de la cooperación entre la República Popular de China y la Federación Rusa en el ámbito económico y militar y la predominante presencia de ambos en el Asia-Pacifico como entes estabilizadores. Los EE.UU., salvo gobiernos entreguistas, no han sido factores de paz en ningún país del orbe sino siguiendo su “tradicional” política de injerencia en asuntos ajenos, en algunos de manera casi vergonzosa, un ejemplo de ello es lo que ocurre en la crisis de Qatar, Arabia Saudita y demás países del Golfo junto con Egipto, a excepción de la República Islámica de Irán.

En horas de la madrugada de ayer se dio inicio al proceso, independiente del llamado a pataleo-boicoteo y sabotaje (como lo ocurrido en la Plaza Altamira de Caracas y el pseudo hackeo de la página del CNE) de los traidores pro estadounidenses, la gente salió a los locales de votación habilitados. La mayoría de lo que la gente expresaba al momento de ser entrevistada es que el proceso servirá para fortalecer la institucionalidad y por ende al proceso actual para levantar al país en todos los ámbitos, en especial los que mas esta en la palestra como es la economía, la seguridad y la defensa del país, por supuesto también la educación, la vivienda y otras aéreas sostenidas por las misiones sociales. La gente si no pudo en auto fue en locomoción o a pie, en un caso particular en Táchira la gente al ver el puente saboteado por los traidores pro estadounidenses literalmente cruzo las aguas del río, sin duda esto ultimo refleja una hazaña y un acto de heroísmo de la gente humilde que aun cree en el proceso actual en su Patria y por supuesto la determinación de continuar a pesar de todo en que prevalezca ante cualquier asedio ya sea nivel interno por parte de pitiyanquis o el imperialismo con sus agentes a nivel exterior.

Isaac Márquez, especial para la redacción en español de News Front.