El pasado 9 de Julio la Asociación de Intercambio China-Mundo Árabe y la Embajada de Siria en China organizaron la Expo «Un Día en Siria» en la que tomaron parte cientos de especialistas chinos en inversiones en infraestructuras. También participó el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (AIIB, en sus siglas en inglés). El evento trató sobre todo sobre las futuras inversiones chinas en infraestructuras en Siria

En agosto abrirá también sus puertas la 59ª Feria Internacional de Damasco, en la que participarán 30 países y que contará también con una nutrida representación china.

El conocido periodista y escritor Pepe Escobar señala que Pekín planea invertir 2.000 millones de dólares para crear un parque industrial en Siria para 150 compañías chinas.

Para China, Siria es un país muy importante dada su posición entre el Mediterráneo, Europa y Asia. En la época de la antigua Ruta de la Seda, los bienes de Oriente alcanzaban el Mediterráneo a través de Palmira y Alepo en su viaje hacia Europa y más concretamente hacia Roma.

China siempre planea con muchos años de antelación, señala Escobar, y quiere ahora crear la Nueva Ruta de la Seda, un conjunto de transportes e infraestructuras que unan todo el continente de Eurasia. De este modo, China podrá enviar sus productos a través de una vía terrestre desde China hasta el Mediterráneo pasando por Irán e Iraq.

Por su parte, el embajador sirio en China, Imad Mustafa, ha señalado que en todos los proyectos de inversión y reconstrucción que se aprueben en un futuro inmediato, China, Rusia e Irán tendrán prioridad sobre cualquier otro país debido a la ayuda y solidaridad que dichas naciones han prestado a Siria y a su pueblo en la lucha contra el terrorismo. Las inversiones chinas en Siria estarán canalizadas por una comisión especial compuesta por la Embajada siria, la Asociación de Intercambio China-Mundo Árabe y la firma legal Shijing, con sede en Pekín.

El AIIB participará en las tareas de reconstrucción mediante inversiones en agricultura, industria e infraestructuras de transporte, que incluye la construcción y mejora de las conexiones terrestres de Siria con Iraq e Irán. De este modo, China trabajará sin cesar para que el triunvirato Irán-Iraq-Siria se convierta en un punto fundamental de su proyecto de la Nueva Ruta de la seda, que unirá Shanghai con Latakia.

Comentario: Siria es, sin duda, un punto estratégico para establecer nuevas rutas de comercio, además de ser un país rico en recursos como el petróleo. Está claro que esto contribuye a que sea un país en donde las potencias mundiales hacen sus guerras, sin embargo, China parece tener una visión más enfocada en la cooperación económica y, por ende, la properidad mutua; mientras Washington parece, hasta el momento, tener una estrategia de crear conflictos que le permitan mantener al país sumido en miserias y lo suficientemente vulnerable como para poder controlarlo. Es una gran dferencia.

Etiquetas: ;