El Senado de EEUU aprobó con 419 votos a favor el proyecto del plan integral de sanciones contra Irán, Rusia y Corea del Norte. Este documento, denominado ‘ley para la lucha contra los enemigos de EEUU a través de sanciones’, debe ser firmado por Donald Trump.

Esta ley prevé introducir sanciones financieras contra Rusia, además de restricciones contra el programa de misiles iraní y la industria marítima norcoreana. El presidente de EEUU, Donald Trump, que debe firmar la normativa para que entre en vigor, estudió la versión final del documento, se aseguró de que su postura había sido considerada y decidió apoyar la iniciativa.

¿Qué pasaría si Irán y Rusia fueran capaces de negociar con la beligerante Corea del Norte para crear una alianza contra las ambiciones sanciones de Estados Unidos? El papel de Corea del Norte en una coalición con Irán y Rusia no sería muy estratégico, ya que se centraría en temas nucleares, en lugar de negociar. Lo más probable es que Pyongyang no formaría parte de la coalición, porque sus acciones buscan desencadenar la guerra. Sin embargo, Irán y Rusia pueden crear una nueva alianza en Oriente Medio, sostiene Sadyad Tayeri, columnista del medio IranianPolicy.net y especialista en las relaciones ruso-iraníes, en una entrevista a Sputnik.

«En caso de que queramos dar una respuesta adecuada a las sanciones norteamericanas, Corea del Norte no tendría nada que ver con eso. Hace falta tener en cuenta el régimen político de este país y el hecho de que carece de estatus alguno en Oriente Medio», afirma el analista.

EEUU busca a través de sus sanciones efectuar una presión sobre Irán y debilitar su poder militar. Hace poco, Pyongyang lanzó el misil Hwasong-14, comprobando así su capacidad de ataque a su enemigo número uno.

«EEUU intentaba hacer obedecer a Irán, Rusia y Corea del Norte. Pero no logró hacerlo porque cada país tiene sus reglas y leyes», destaca experto.

Tayeri recuerda que Rusia e Irán siempre actúan juntos en la palestra internacional. Y ahora cuando EEUU está dispuesto a presionar a los dos países sobre la cuestión siria, para el arreglo de la crisis en la región, en Oriente Medio, especialmente en Yemen, se necesita de una nueva alianza.

«Por eso, en caso de que haya una nueva coalición e Irán y Rusia sean sus miembros, se puede otorgar un papel de segundo plano a Corea del Norte. Porque este país quiere negociar con una bomba nuclear en mano, pero tengo la esperanza de que las negociaciones entre Rusia, Irán y EEUU sean exitosas. Soy partidario de la diplomacia», resalta el politólogo iraní.

Desde el punto de vista del investigador principal del Centro de Estudios Estratégicos, Mahmoud Shuri, la respuesta de Rusia, Irán y Corea del Norte a las restricciones estadounidenses puede variar.

«Es evidente que Rusia es un país con estatus de potencia mundial y es miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, por eso son altas sus capacidades de contrarrestar a EEUU a nivel diplomático. Irán ha acumulado también una rica experiencia después de vivir bajo las sanciones, luchando por su programa nuclear (pacífico). Es nuestro deber luchar juntos y para este fin deberíamos crear un frente conjunto que podría demostrar a EEUU que sus acciones van en contra al derecho internacional. Desafortunadamente, nuestras capacidades y métodos de influencia se ven limitados, pero no debemos rechazar por esta razón la lucha contra las sanciones norteamericanas», concluye el analista.