En el marco de las acciones y medidas inhumanas, el régimen de Israel rechaza entregar los cadáveres de 249 palestinos a sus familias.

Así lo reveló el lunes el Centro de Derechos Humanos Al-Mizan, con sede en la Franja de Gaza, el cual aseveró que el régimen de Israel se apoderó de estos cadáveres desde los años sesenta del siglo pasado hasta el momento y lo consideró como castigo colectivo de los palestinos. Además subrayó que esta medida del régimen de Tel Aviv es una violación sistemática a las leyes y normas internacionales e instó a la comunidad internacional a obligar al régimen de Israel para que entregue los cadáveres palestinos a sus familias.

En diciembre de 2004, el centro de Al-Mizan solicitó asimismo a la corte suprema israelí que restaurara los cuerpos de 12 mártires de la Franja de Gaza, donde las autoridades israelíes se comprometieron a establecer un banco de ADN antes de liberar los cuerpos incautados.

Este informe fue revelado mientras que el régimen de Israel sigue violando los derechos de palestinos y los mata durante violencias en varias partes de los territorios ocupados palestinos.

Los enfrentamientos y violencias han aumentado en la Mezquita Al-Aqsa y Al-Quds (Jerusalén) desde el pasado 14 de julio, cuando un tiroteo dejara al menos tres palestinos muertos y provocara el cierre de este lugar santo. El pasado 16 de julio las fuerzas israelíes reabrieron la Mezquita Al-Aqsa, pero los musulmanes se negaron a entrar en protesta por las medidas de seguridad recientemente impuestas, incluyendo detectores de metal y cámaras.

Desde que comenzó el tercer levantamiento palestino, en octubre de 2015, los territorios ocupados palestinos, sobre todo la Cisjordania ocupada, son escenario de una amplia ola de violencia, a raíz de los actos de provocación protagonizados por los colonos y soldados israelíes, entre ellos, ataques indiscriminados contra los ciudadanos palestinos y los asaltos a la Explanada de la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds.

Según las estimaciones, más de 300 palestinos han perdido la vida y miles han resultado heridos en las agresiones de los soldados y colonos israelíes en la ocupada Cisjordania y en la bloqueada Franja de Gaza.