En Odesa recuerdan a las víctimas de los trágicos acontecimientos del 2 de mayo de 2014, cuando en los choques en el centro de la ciudad y durante el incendio de la Casa de los Sindicatos murieron casi 50 personas.

En la llanura de Kulikovo en Odesa han realizado un mitin fúnebre a propósito de la tragedia. Los habitantes de la ciudad han portado las fotografías de sus familiares que allí fueron asesinados por los nacionalistas y fascistas.

Las organizaciones internacionales culparon varias veces a Kiev de no progresar en la investigación sobre los trágicos sucesos, y exigen a las autoridades ucranianas que castiguen a los culpables de la masacre. Al parecer ha habido un cambio en el colegio de jueces y el proceso ha debido comenzar de nuevo.

Durante tres años nada ha avanzado en la investigación, nada se sabe sobre los culpables. Las autoridades ucranianas no cesan de encubrir a los asesinos.