El presidente Bashar Al Assad afirmó hoy que el «Ejército bautizó con su sangre la tierra de Siria y la protegió de los enemigos representados en el terrorismo y el Sionismo», en ocasión del 72°aniversario de esa institución armada.

En su calidad de Comandante en Jefe del Ejército y las Fuerzas Armadas, Al Assad subrayó que Siria enfrenta a un enemigo terrorista takfirí sin precedentes en la historia de la humanidad por la traición, el odio y el rencor.

«Ese terrorismo es respaldado por varios gobiernos regionales e internacionales que buscan desde hace años controlar y dominar toda la región», precisó el Presidente en el mensaje.

«Hemos sido capaces de alcanzar muchas victorias gracias a sus sacrificios y su valentía, y también gracias al apoyo del pueblo que ha estado junto a su ejército en la misma trinchera de defensa de la Patria», destacó.

El presidente saludó a los uniformados sirios y sus familias que ‘han tenido paciencia y firmeza, y dieron ejemplos en el patriotismo y la pertenencia nacional’ y rindió homenaje a los mártires que dieron sus vidas por el bien de la Patria.