Leopoldo López y Antonio Ledezma, que disfrutaban de sendas medidas de casa por cárcel, incurrieron reiteradamente en violaciones al régimen previsto para el beneficio, lo cual incluyó llamados a la fuerza armada a la desobediencia y a “trancazos” para cerrar calles y avenidas.

Esta madrugada, luego de que los tribunales 5to. de ejecución y 6to. de control del Área Metropolitana de Caracas, respectivamente, revocaran las medidas acordadas, ambos fueron trasladados de sus casas, por agentes de inteligencia, en un procedimiento que indica una suspensión del beneficio.

Asimismo, se recibieron por fuentes de inteligencia oficial, información que daban cuenta de un plan de fuga de dichos ciudadanos, por lo cual y con la urgencia del caso, se activaron los procedimientos de resguardo correspondientes.

López había pedido a los venezolanos salir a la calle a realizar “trancazo” para impedir la elección de la Asamblea Constituyente, junto a Henrique Capriles. En junio, todavía en prisión, se filtró un video suyo pidiendo a los militares que se rebelaran contra el Gobierno. “A los militares que hoy están en las calles les quiero mandar un mensaje muy claro, muy sereno y enmarcado en nuestra Constitución. Ustedes también tienen el derecho y el deber de rebelarse, de rebelarse ante órdenes que buscan reprimir al pueblo venezolano”, dijo el dirigente frente a la cámara.


También este domingo acusó al gobierno de ejercer una “represión brutal” sobre grupos violentos que causaron daños a cerca de 200 máquinas de votación y pidió a la comunidad internacional que no reconociera la elección, a través de mensajes en su cuenta de Twitter.

Además volvió a pedir a las Fuerzas Armadas de Venezuela que se expresaran contra el gobierno a través de la desobediencia. Ya el pasado martes pasado, a la medianoche, había divulgado un video en el que pedía a la FANB suspender el apoyo logístico y de seguridad a la elección, conocido como Plan República.

Las condiciones impuestas a López no le permitían realizar ningún tipo de proselitismo político, esto en razón de la Sentencia Definitivamente Firme que pesa en su contra, la cual tiene como pena accesoria su inhabilitación política por el tiempo que dure la pena impuesta.

Por su parte Antonio Ledezma rechazó con un video el reto planteado por el presidente Nicolás Maduro a la oposición para que se presente a las elecciones regionales, previstas para finales de año. “Ahora vienen a plantearnos elecciones regionales, yo no me imagino a nadie que sea leal a la lucha que ha dado el pueblo inscribiéndose, haciendo una fila india para inscribirse en ese Consejo Nacional Electoral”.

El exalcalde caraqueño incluso pidió una autocrítica a la MUD por, según dijo, haber confundido en ocasiones a los ciudadanos a la hora de convocar acciones de protesta. “Tenemos que admitirlo. A veces nosotros mismos confundimos a la gente: marche mañana, no marche mañana, pare mañana, no pare mañana, marche a las 12, no marche a las 12. Esos son pequeños detalles que a veces conspiran contra la buena marcha de nuestros esfuerzos”.

El político dijo también que la alianza requiere “una dirección que actúe con confianza”, “sin sectarismo ni secretismo” y “sin agendas ocultas o proyectos individuales que estén por encima de los intereses del país”.

El Tribunal de la causa de Ledezma le había impuesto como condiciones la obligación de abstenerse de emitir declaraciones ante cualquier medio, caso contrario se revocaría de inmediato la medida otorgada

Antonio Ledezma fue detenido en febrero de 2015 acusado de conspiración y asociación para delinquir. Tras dos meses en la cárcel militar de Ramo Verde, recibió una “medida cautelar sustitutiva de libertad” por motivos de salud. Aún no ha sido condenado.

Mientras que López, encarcelado en febrero de 2014, está condenado a 14 años por instigar a la violencia. El pasado viernes 7 de julio recibió una medida sustitutiva por la que permanecía en su residencia en Caracas.