Grupos ambientalistas de Uruguay, Argentina y Brasil marcharán este sábado contra la explotación de hidrocarburos mediante “fracking”, fractura hidráulica, que iniciaría la empresa Schuepbach.

“Nos vamos a juntar en el kilómetro 154 de la ruta 26, noroeste de Uruguay, a las 2:00 de la tarde (hora local), de ahí vamos en caravana hasta el obrador de la empresa, se va a leer una proclama, va a ser totalmente pacífica”, informó Ignacio Sarli, del Grupo Ecologista Naturista Sanducero (Gensa) del departamento de uruguayo de Paysandú.

La protesta busca proteger el Acuífero Guaraní, una de las reservas subterráneas de agua potable más grandes del mundo que comparten Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay y que puede verse afectada si las perforaciones petroleras ocasionan filtraciones que contaminen ese reservorio, reseñó teleSUR en su portal web.

La empresa Schuepbach Energy International se dedica a la exploración de hidrocarburos en los departamentos uruguayos de Paysandú y Salto, en el noroeste, y en Tacuarembó, en el noreste.

El fracking se trata de una técnica para incrementar la extracción de petróleo y gas en yacimientos no convencionales, aquellos en los que los hidrocarburos están contenidos en capas rocosas de esquisto a gran profundidad.

Los activistas buscan “alertar a las autoridades que en esta etapa de exploración también hay peligro de contaminación del Acuífero Guaraní y de los acuíferos superficiales que abastecen de agua potable a los establecimientos rurales y a las poblaciones cercanas”, aseguró Sarli.

“Puedo creer en la muy buena voluntad de los políticos que dicen que la empresa no va a usar fracking, pero la única garantía que tiene la ciudadanía es una ley”, aseveró.