El diputado federal Silvio Costa acusó hoy a parte de sus pares de estar »oficializando la corrupción en Brasil», al pretender archivar la denuncia que por ese delito enfrenta el presidente no electo Michel Temer.

Legislador por el Partido Laborista de Brasil (PTB), Costa insistió en que al tratar de resguardar el mandato de Temer sin respetar el deseo del 81 por ciento de la población, que es el de autorizar al Supremo Tribunal Federal (STF) a abrir un proceso judicial contra el gobernante, ‘están deshonrando la Cámara’.

Por su parte, la parlamentaria del Partido Popular Social (PPS) Eliziane Gama deploró que se hable de no dar curso a la grave acusación presentada por la Procuraduría General de la República para que el país pueda salir de la profunda crisis en que está sumergido, cuando ‘la crisis tiene un nombre: Michel Temer’, remarcó.

En ese sentido Diego García, del Partido Humanista de la Solidaridad (PHS), consideró absurdo aprobar el informe del relator Paulo Abi-Ackel, favorable al archivamiento de la acusación, porque ‘un corrupto no puede gobernar’ el país, dijo.

Brasil no aguanta más la impunidad, enfatizó García y alertó que el parlamento tendría que colocarse del lado del pueblo brasileño, que mayoritariamente -según las encuestas- quiere que el mandatario sea enjuiciado por la Suprema Corte y apartado de su cargo.

Antes de concluir la primera sesión de debates, el líder de la bancada del Partido de los Trabajadores (PT), Carlos Zarattini, anunció que habían entrado con una acción ante la Corte Suprema por existir un vicio en el proceso que se lleva a cabo y es la ausencia de la parte acusatoria en el mismo.

Zarattini señaló que, cada día más, la opinión pública se posiciona a favor del juzgamiento de Temer por corrupción pasiva, y reiteró que la única salida a la crisis que golpea a la nación es convocar de inmediato a elecciones directas.

Iván Valente, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) comunicó también que en una acción conjunta, la oposición interpuso un mandato de seguridad ante el STF pidiendo que la cámara baja vote la acusación por corrupción pasiva presentada por la PGR contra Temer y no el relatorio de Abi-Ackel, que sugiere archivar el proceso

La votación del informe del relator se iniciará una vez exista quórum de al menos 342 parlamentarios en el plenario, la cantidad necesaria también para aprobar un parecer alternativo favorable a la aceptación de la acusación y la apertura de una investigación en el STF.

Mientras, para que el relatorio de Abi-Ackel sea aprobado y la denuncia archivada se requiere solo del voto favorable de 172 legisladores, de los 513 que conforman esa Casa.