Al menos cuatro miembros de la banda GTA fueron abatidos por la policía mientras trataban de escapar de un tribunal de la región de Moscú. Sputnik ha elaborado un resumen del historial de este grupo criminal. 

La banda mantuvo atemorizados a los automovilistas que circulaban por las autopistas de los alrededores de Moscú durante algunos años y fue bautizada como banda GTA por los medios rusos debido a la similitud de sus asaltos con los del popular videojuego Grand Theft Auto.

Según los resultados de la investigación, el kirguís Ibaidulo Subjánov -uno de los fundadores del grupo- fue reclutado por los islamistas radicales en 2011 y pasó a engrosar las filas de Daesh en Siria. Más tarde, se dirigió a Rusia, en donde junto al también kirguís Tahrir Bair Gulámov, fundó este grupo criminal formado principalmente por delincuentes provenientes de repúblicas centroasiáticas como Tayikistán, Uzbekistán y Kazajistán.

Es una mera especulación, pero ya bien sabemos que EEUU y compañía usan al terrorismo como una banda de mercenarios para impulsar sus objetivos y meter presión política. Dadas las circunstancias actuales debido a la nueva serie de sanciones, llama la atención que este tipo de grupos criminales (fácilmente manipulables por fuerzas externas) se pongan manos a la obra.

Subjánov era el encargado de aceptar a los nuevos miembros de la banda y definía las funciones de cada uno. Además, distribuía las ganancias y las armas de fuego entre sus integrantes. La banda contaba con todo un arsenal compuesto por varios fusiles Kalashnikov, pistolas Walther y una gran cantidad de municiones. Como medio de transporte, la banda GTA utilizaba autos robados a los que a menudo les cambiaba las placas y el color.

En total, a los integrantes del grupo criminal se les acusaba de haber perpetrado 15 asaltos a mano armada, durante los que asesinaron a 17 personas.

En los asaltos, seguían siempre el mismo guion. Actuaban de noche, colocando en las autopistas objetos punzantes para detener a los vehículos. Cuando los conductores descendían del auto, los criminales salían de su escondite y los asesinaban para apoderarse de sus documentos y pertenencias.

El primer asalto de este tipo tuvo lugar en mayo de 2014. En el kilómetro 84 de la autopista M-4 Don se encontró un Kia Cee’d cuyo conductor y pasajero habían sido asesinados a tiros. Las víctimas resultaron ser un matrimonio de pensionados.

El juicio de los primeros nueve atracadores comenzó en agosto de 2016 y se cree que el resto de integrantes de la banda GTA o murieron durante su captura -como el líder Ibaidulo Subjánov- o estaban a la espera de ser extraditados desde Tayikistán, donde intentaron escapar de las autoridades rusas.