El secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasrolá, señaló que los recientes crímenes y violencias ocurridas en la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Jerusalén), son el resultado de las ofertas destinadas a la normalización de las relaciones entre varios países árabes y el régimen de Israel.

Nasrolá pronunció estas declaraciones en una reunión mantenida el miércoles con el director general para Asuntos Internacionales del Parlamento iraní, Husein Amir Abdolahian, en Beirut, capital libanesa, donde aseveró que las medidas del régimen de Tel Aviv en la mezquita fueron también las consecuencias del llamado plan de paz entre israelíes y palestinos.
Además subrayó que el plan del régimen de Israel en la Mezquita de Al-Aqsa fue fracasado, ya que recibieron una condena generalizada y la presencia masiva de palestinos en este lugar santo.

“Los sionistas están tratando de usar todos los medios posibles para normalizar sus lazos con ciertos países de la región y el mundo árabe y al mismo tiempo están tomando medidas para el colapso de estos países”, añadió Nasrolá.

En otras partes de sus declaraciones, elogió el papel del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en el reconocimiento y la oposición de los complots malvados de los enemigos contra la región y el mundo musulmán, diciendo que la cuestión de la resistencia en Palestina, Siria y El Líbano está directamente relacionada con la estabilidad y la seguridad regionales. Por su parte, Amir Abdolahian elogió el papel de Hezbolá en contribuir a la seguridad de la región de Oriente Medio.

El funcionario iraní volvió a insistir en la importancia de la lucha contra el terrorismo y aseguró que Irán emplea toda su capacidad diplomática para apoyar plenamente “realistas y justas” soluciones políticas a los conflictos en la región, incluyendo en Siria y Yemen.

La Mezquita Al-Aqsa y Al-Quds son escenarios de enfrentamientos y violencias desde el pasado 14 de julio, cuando un tiroteo dejara al menos tres palestinos muertos y provocara el cierre de este lugar santo.

El pasado 16 de julio las fuerzas israelíes reabrieron la Mezquita Al-Aqsa, pero los musulmanes se negaron a entrar en protesta por las medidas de seguridad recientemente impuestas, incluyendo detectores de metal y cámaras.

Etiquetas: ; ; ;