El presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no discutieron el tema del Tratado de Armas Nucleares de Corto y Medio Alcance durante su reunión, pero Moscú sigue comprometido con sus obligaciones bajo el acuerdo y espera lo mismo de sus socios, dijo el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov el jueves.

El miércoles, el portal Político informó que el Congreso estadounidense está preparando varios proyectos de ley de defensa, cuyas disposiciones requerirían que el Departamento de Defensa violara el tratado de 1987 mediante el desarrollo de misiles de alcance medio prohibidos bajo el acuerdo.

«Rusia sigue comprometida con sus obligaciones en virtud de este tratado, a pesar de algunas reclamaciones que se expresaron antes. Por supuesto, esperamos que nuestros socios en virtud de este acuerdo se ciñen a sus obligaciones internacionales en este contexto», dijo Peskov a los periodistas, Los países no discutieron la cuestión.

Los Estados Unidos anunciaron una iniciativa para revisar el Tratado de Armas Nucleares de Corto y Medio Alcance por primera vez en febrero con el fin de detener las supuestas violaciones del acuerdo por parte de Rusia. El acta de Preservación del Tratado de Armas Nucleares de Corto y Medio Alcance fue propuesta por los senadores republicanos Tom Cotton, Ron Johnson y Marco Rubio y apoyado por los miembros republicanos de la Cámara de Representantes Ted Poe y Mike Rogers, quienes presentaron el proyecto a la cámara baja.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha expresado reiteradamente su preocupación por el uso de hechos no apoyados por los Estados Unidos como pretexto para posibles medidas restrictivas contra Rusia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha dicho repetidamente que los dirigentes rusos han reafirmado su compromiso con el Tratado de Armas Nucleares de Corto y Medio Alcance y que Moscú nunca ha violado el acuerdo. El ministro señaló que Washington no había proporcionado datos que pudieran ser verificados, y añadió que Rusia tenía serias dudas sobre el cumplimiento por parte de Estados Unidos del Tratado de Armas Nucleares de Corto y Medio Alcance

El Tratado de Armas Nucleares de Corto y Medio Alcance, firmado en 1987, redujo considerablemente el arsenal de misiles no estratégicos disponibles para los Estados Unidos y Rusia al prohibir todos los misiles nucleares y convencionales y sus lanzadores con un rango entre 310 y 3.420 millas. Los Estados Unidos y Rusia se han acusado repetidamente de violar el Tratado de Armas Nucleares de Corto y Medio Alcance.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;