La firma de las sanciones respecto a Rusia ha debilitado la posición del presidente de los EEUU Donald Trump a nivel internacionl, escribe el comentador ABC Stephanie March.

Segúun sus palabras, este documento muestra que el líder norteamericano no puede ablandar las medidas restrictivas sin aprobación del congreso, y priva de la posibilidad de controlar la política exterior del país.

Inmediatamente después de la firma el presidente ha criticado el documento y ha mencionado su defecto. Con todo eso, en realidad Trumo no tenía elección, cuenta March. A él no se le permitía vetar el proyecto de ley, ya que el congreso podría con éxito anularlo lo más probable.

Además, la renuncia de la firma tendría consecuencias negativas para el presidente, ya que en el fondo de las acusaciones a la dirección del jefe de la Casa Blanca sobre «los enlaces con Rusia» tal decisión podría percibirse como una tentativa de Trumo de apoyar a Moscú, concluye el autor del artículo.

 

Fuente