El Partido de la Ley y Justicia de Polonia (PiS) está considerando en buscar nuevas reparaciones de Alemania por las pérdidas masivas infligidas durante la Segunda Guerra Mundial. El jefe del PiS, Kaczynski, describió el movimiento como una «contraofensiva histórica».

El parlamento de Polonia está ponderando la plausibilidad y legalidad de exigir nuevas reparaciones de la Segunda Guerra Mundial a Alemania, dijo el miércoles el legislador del PiS, Arkadiusz Mularczyk.

Se espera que un análisis de la oficina de investigación del parlamento se presente ante los legisladores antes del 11 de agosto, Mularczyk, quien solicitó el informe, dijo a la agencia de noticias PAP de Polonia.

El ex gobierno comunista de Polonia renunció a su derecho a la indemnización de posguerra alemana en 1953, como parte de su compromiso de «contribuir a resolver la cuestión de Alemania en el espíritu de la democracia y la paz».

Sin embargo, un puñado de ministros han refutado en los últimos días la validez de esa renuncia. El ministro polaco de Defensa, Antoni Macierewicz, dijo que Polonia de la era comunista era un «estado títere soviético», cuya decisión en ese momento ya no podía seguir siendo válida. Los alemanes necesitan «pagar la terrible deuda que deben al pueblo polaco», dijo a los periodistas.

Ryszard Czarnecki, diputado del PiS y miembro del Parlamento Europeo, dijo a los medios de comunicación locales: «Si los judíos han recibido una compensación -y con razón- por la pérdida de propiedad, ¿por qué no deberíamos también hacer reclamaciones?

Las exigencias de Varsovia de restitución sobre sus sufrimientos en tiempos de guerra no son nuevas en el discurso público. Jaroslaw Kaczynski, jefe de la PiS y ampliamente considerado la figura política más poderosa en Polonia, ha pedido más reparaciones financieras de Alemania por más de una década. Refiriéndose al último esfuerzo parlamentario que exige una compensación, Kaczynski dijo que «el gobierno polaco se está preparando para una contraofensiva histórica».

«Estamos hablando aquí de enormes sumas», continuó Kaczynski, «y también sobre el hecho de que Alemania durante muchos años se negó a asumir la responsabilidad de la Segunda Guerra Mundial», La Segunda Guerra Mundial comenzó con la invasión alemana de Polonia en 1939 y finalmente llevó a la muerte de casi seis millones de ciudadanos polacos al final de la guerra en 1945. Polonia también sufrió grandes pérdidas materiales, incluyendo la destrucción de ciudades enteras e industrias clave.

Según el legislador de PiS, Arkadiusz Mularczyk, los alemanes necesitan «devolver la terrible deuda que deben al pueblo polaco».

El tema de las reparaciones se ha convertido en un punto caliente del debate político una vez más, como esta semana en Polonia marcó el aniversario de la revuelta de Varsovia de 1944. La frustrada revuelta contra las fuerzas de ocupación nazis condujo a la muerte de unos 200.000 polacos y a la destrucción de Varsovia.

El debate también se produce en un momento en que la temperatura política entre Berlín y Varsovia es especialmente alta, debido a las diferencias políticas sobre la migración y las tentativas de reformas judiciales del gobierno polaco.

Alemania rechaza reclamos de indigencia
A pesar de la audaz postura de Varsovia, Berlín se refirió el miércoles al histórico acuerdo de 1953 en su respuesta.

Ulrike Demmer, portavoz adjunta del gobierno alemán, dijo que mientras Alemania asumía la responsabilidad política, moral y financiera de la Segunda Guerra Mundial, la cuestión de la restitución fue cerrada. Alemania, añadió Demmer, «ha hecho importantes reparaciones por daños generales a la guerra, incluso a Polonia, y todavía está pagando una importante compensación por los delitos nazis».

El gobierno federal ha pagado miles de millones a lo largo de los años en compensación, a saber, a los sobrevivientes judíos, por los crímenes de guerra cometidos durante la Segunda Guerra Mundial. El país también ha reconocido su responsabilidad de mantener vivo el recuerdo de las atrocidades cometidas por el régimen nazi.

Fuente